Una pasarela de madera al mar

Guardamar de Segura es uno de los municipios turísticos por excelencia de la Costa Blanca. Con once kilómetros de costa, destacan las extensas pinadas y espectaculares dunas de sus playas naturales, casi salvajes.

Tras varios meses de trabajo por fin hemos concluido la instalación de una gran pasarela de madera pilotada de más de 1500 m2 que conecta las playas del Moncayo y Campo con la zona urbana.

La infraestructura atraviesa una pinada y zona rocosa que dificultaba el acceso a personas con movilidad reducida. La nueva pasarela a la playa, al cumplir con todas las normativas vigentes de accesibilidad y contar con 2,20 m de anchura, permitirá al fin el acceso a la playa a cualquier persona. Además, al estar totalmente integrada en el pinar su impacto medioambiental es mínimo. De hecho, al evitar la presión de visitantes y canalizar a los usuarios evitará la destrucción de la vegetación dunar que estaba acelerando la erosión del complejo.

La pasarela se abrirá oficialmente al público en los próximos días, coincidiendo con el inicio de la Semana Santa. Unos plazos que hemos podido cumplir gracias a la dedicación y labor desempañada por nuestro equipo de instaladores. Aprovechamos para agradecerles públicamente el increíble trabajo realizado.

Esta web utiliza cookies que guardan algunas informaciones de la página.Si continuas navegando, nos das permiso para hacerlo